Spread the love

Ha circulado por diversos medios digitales un artículo escrito por Andrea Pacheco en el que acusa al portal de aporrea.org de tenerla bloqueada. Dada las omisiones y manipulación de hechos, es imperativo aclarar que el portal Aporrea.org ha sido; es y seguirá siendo un espacio de comunicación alternativa y popular que expresa una diversidad desde la izquierda en la que Marea Socialista como participante activa del portal ha jugado junto a cientos de luchadores un importante rol por visualizar las luchas, las protestas y los sentires de las y los trabajadores, las mujeres, el movimiento campesino, el movimiento popular, la juventud; las disidencias sexuales  y todos los sectores oprimidos.

En ese sentido es menester decir que la línea de acción con la que actúa Marea Socialista en el mundo de la comunicación alternativa y popular es al servicio de los sectores a los que la línea informativa de la burocracia y del capital ha pretendido silenciar. Todo trabajo desde el punto de vista comunicacional realizado por integrantes de la organización Marea Socialista ha respondido al principio revolucionario de difundir las luchas en las que no solo hemos apoyado, sino que hemos sido parte de ellas. No es un mérito de proyecto personal lo que ha movido la línea comunicacional de nuestra organización. Ha sido un criterio de construcción colectiva, militante y de principio revolucionario de ejercer el derecho a expresarnos. Así lo demuestra los numerosos trabajos inéditos realizados por distintos integrantes de nuestra organización a lo largo de los 17 años de existencia del portal Aporrea.org y que siempre ha estado al servicio del público en general.

Andrea Pacheco fue militante de Marea Socialista desde su época de estudiante universitaria hasta hace un año aproximadamente y se separó a finales de 2018 por no compartir los ejes centrales de nuestra política. No estuvo de acuerdo con el propósito estratégico de construir un partido revolucionario, ecosocialista, anticapitalista, antiimperialista, feminista, antipatriarcal, anticlerical, antiburocrático e internacionalista. La consigna de fondo ¡Ni Burocracia Ni Capital!, ya no la contenía y el camino que decidimos tomar en el plano internacional haciéndonos parte de Anticapitalistas en Red, aceleró su desvinculación de nuestra organización.

Siendo Marea Socialista, por cierto tiempo, factor impulsor de la Intersectorial de Trabajadores de Venezuela (ITV), espacio obrero y de lucha que se levantó a finales de 2018 como respuesta a la política anti obrera del gobierno de Nicolás Maduro, intentamos en todo momento que en dicha articulación imperara siempre el carácter de clase y la autonomía para pelear juntos contra los salarios de hambre que nos ha impuesto la cúpula militarista.  Aquello terminó siendo una quimera, pues una vez que apareció Juan Guaidó, tras de sí se fueron la mayoría de los dirigentes sindicales, de vinculaciones estrechas unos y militancias otros, en partidos como Primero Justicia, Voluntad Popular o Alianza Bravo Pueblo, con quienes Pacheco se alió dentro de la Intersectorial. Y una vez que se definía el rumbo injerencista de la ola “guaidoista”, que pedía abiertamente una invasión militar al país, ahí en ese mismo instante que nosotros levantábamos la consigna ¡Ni Maduro ni Guaidó!, veíamos a nuestra excompañera participando de las movilizaciones convocadas por el títere de la Casa Blanca y el Grupo de Lima.

Es en el marco de todo lo anterior que Andrea Pacheco está llevando a cabo una puntiaguda campaña contra aporrea, precisamente cuando desde febrero de este año 2019 aporrea viene siendo víctima de bloqueos por parte de la CANTV imposibilitando el acceso desde su plataforma. ¿A quién le sirve y beneficia esa campaña, cuando aporrea es el espacio de visibilización de las luchas obreras y populares independientes y de la crítica revolucionaria? Pacheco apunta con virulencia contra un medio popular y alternativo que es referencia de opinión y debate a nivel nacional e internacional. Dispara sus dardos desde otras páginas como Punto de Corte, propiedad de Nicmer Evans, otro ex militante de nuestra organización que también rompió con el proyecto genuinamente socialista y revolucionario y hoy es colaborador cercano de Juan Guaidó y compañía, cuestión que no nos sorprende en lo absoluto.

Por otro lado, es lamentable que haya compañeros como los del Partido Socialismo y Libertad (PSL) que presten su web divulgativa para reproducir y hacerse parte de semejante maniobra mezquina y oportunista, cuando no escapan a su conocimiento los pasos de la autora del escrito, dejando de lado los genuinos esfuerzos de construcción de unidad de la izquierda revolucionaria en Venezuela

Cuando los mal llamados progresismos sucumben estrepitosamente por sus inconsecuencias y traiciones; cuando vemos a millones de jóvenes y trabajadores movilizarse contra gobiernos como los de Macri o Bolsonaro, poniéndose a la orden del momento histórico la necesidad de una alternativa revolucionaria para encontrar una salida obrera y popular a la crisis, justo ahí se le ven las costuras a los vacilantes, que terminan siendo arrastrados por la ola inmediatista  que se presenta manipuladoramente como el camino más corto para resolver los problemas, sin  importar su contenido de clase ni a qué intereses responde la dirección política de quienes apuestan por capitalizar el legítimo rechazo que genera un gobierno como el de Nicolás Maduro.

Para nosotros es muy importante dejar claro todo esto porque en el dialogo que hacemos de frente hacia a la gente y con nuestros iguales hay que esforzarse por intentar limar cualquier posibilidad de confusión. Los oprimidos de Venezuela y del mundo solo debemos confiar en nuestras posibilidades y en la capacidad de poder organizarnos para intervenir con nuestra propia política y nuestro propio programa para voltear la situación a nuestro favor. Quienes abandonan esos principios básicos, terminan poniéndose al servicio de una lógica que lleva a escoger el supuesto mal menor o a cambiar un verdugo por otro, traduciéndose en un amargo camino sin retorno.   

Por último, queremos reiterar nuestro firme compromiso en levantar una herramienta política y de lucha junto a los trabajadores y a todos los sectores explotados que sufren en carne viva los rigores de esta crisis tan atroz, en la medida que reiteramos que ningún atajo nos llevará a final seguro. Maduro, Guaidó y sus diálogos con agendas ocultas solo traerán más componendas y resultados devastadores para la gran mayoría de la población venezolana. De tal manera que no podemos perder la perspectiva de lograr reconstruirnos desde nuestras claves originarias como pueblo, con independencia de clase y autonomía política de los factores de poder que disputan entre ellos en función de sus intereses. En esas y otras tareas centrales nos va la militancia como Marea Socialista.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *