Spread the love

Rodney Álvarez, obrero que lleva 8 años detenido pagando un crimen que no cometió, este fin de semana sufrió un atentado en la cárcel, con el saldo de una costilla rota y herida con arma blanca en una de sus piernas. Es el precio que recae sobre el compañero por su condición de trabajador que lucha por sus derechos y de osar enfrentarse a la burocracia sindical y psuvista en el Estado Bolívar, en el país donde los derechos humanos o la categoría de “presos políticos” queda al manejo de las cúpulas políticas mafiosas y corruptas que luego usan como ficha de negociación según las circunstancias en función de sus intereses. 

A Rodney Álvarez le quieren obligar a asumir un crimen que no solo está comprobado que no cometió y por el cual lleva 8 largos años privado de libertad, sino que es responsabilidad de individuos que son miembros de clanes del PSUV y por lo tanto cuentan a su favor con el sistema judicial venezolano que actúa desde su carácter vicioso, garantizando tal nivel de impunidad, lo que se suma a la lapidaria situación que padecemos los trabajadores, los sectores populares y la población en general a consecuencia de la catástrofe económica y social a la que nos ha llevado el gobierno de Nicolás Maduro y compañía. 

Desde Marea Socialista condenamos enérgicamente este nuevo ataque contra la integridad de Rodney, a la vez que señalamos al gobierno burocrático y anti obrero de Maduro de cualquier otra cosa que le pueda suceder al compañero y ponga en riesgo su vida. De igual manera convocamos a todos los trabajadores a nivel nacional, a sus organizaciones y aquellos sindicatos que genuinamente luchan a favor de los trabajadores a que nos solidaricemos con el compañero y con todos aquellos casos donde nuestros hermanos de clase son blanco de retaliación, persecución y criminalización por parte de la burocracia gubernamental.  

Nuestra organización es parte del espacio de articulación de luchas obreras “Trabajadores en Lucha” desde donde intentamos organizarnos para responder en conjunto contra la violación sistemática de la que es objeto la clase trabajadora venezolana, incluyendo la defensa de derechos humanos con criterio de clase, entendiendo que dicha tarea inevitablemente pasa por nuestra independencia total para lograr desarrollar a fondo las peleas que venimos dando, en el marco de la movilización autónoma en contra de las dos castas burguesas, la tradicional y la nueva burguesía que está en el Poder.

¡por un salario igual a la canasta básica!

¡contra el bestial memorando 2792!

¡libertad plena a Rodney Álvarez!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *