Spread the love

¡Ni Maduro ni Guaidó! ¡Ni burocracia ni capital!

¡Recuperemos la organización y movilización autónoma de los trabajadores, por nuestros verdaderos intereses!

Este 1º de Mayo, Marea Socialista llama a la clase trabajadora a no marchar con ninguno de sus verdugos y planteamos la necesidad de reorganizarnos para recuperar la capacidad de movilización autónoma de los trabajadores en la lucha por la defensa de nuestros derechos y por una sociedad sin explotación ni opresión.

Quienes nos convocan a marchar con el gobierno de Nicolás Maduro o con el autoproclamado Guaidó, buscan seguir utilizando a la clase trabajadora al servicio de sus particulares intereses y no del bien común del pueblo trabajador ni de la mayoría empobrecida de la población.

La burocracia sindical aglutinada en la Central Socialista Bolivariana de Trabajadores (CSBT) que promueve la marcha progubernamental del PSUV, representa los intereses de un gobierno corrupto que viene desmantelando todas las conquistas y beneficios laborales y que acabaron con todo vestigio de democracia sindical. Son parte importante de los que han destruido la revolución bolivariana.

Por su parte, los que convocan a movilizarse detrás de Guaidó, tratan de subyugar a la clase trabajadora bajo una dirección política que es expresión de la patronal privada venezolana y que actúa como títere de los Estados Unidos, propiciando la intervención e invasión imperialista del país.

Entre ellos, la burocracia “madurista” gobernante que aspira a ser el capitalista hegemónico, y la burguesía tradicional que se agrupa con Guaidó y sus demás partidos para recuperar sus propios dominios, se disputan la administración del Estado, el control político, el reparto de la renta nacional, de la plusvalía generada por el trabajo  y de los negocios con el capitalismo global.

El 1º de Mayo no puede ser para desfilar con quienes nos explotan y someten, ya sea a través del Estado, por medio de la burocracia “cívico-militar” o de las empresas privadas de la burguesía. Una consigna histórica que desde Marea Socialista hemos agitado desde hace muchos años es: ¡ni burocracia ni capital! Con esto queremos decir que la clase trabajadora debe luchar por liberarse del dominio y la explotación ejercida tanto por el Estado capitalista como por la patronal privada y las formas de gobierno que ellos establecen a través de sus instrumentos políticos y militares.

Hoy el gobierno de Maduro-PSUV aplica políticas con resultados equivalentes a los peores gobiernos neoliberales que se hayan conocido, que no tienen nada que ver con el “socialismo”, sino que son profundamente capitalistas, de sobreexplotación. Y esto la patronal privada, fanática de Guaidó, y las empresas transnacionales, lo aprovechan para sus negocios con una mano de obra que trabaja casi a “salario cero”, porque hoy es más costoso ir al trabajo que la miseria que nos pagan por él.

Por eso, mientras ambas caras de la explotación, el gobierno y los patronos con sus respectivas burocracias sindicales, llaman a la clase trabajadora a que desfile ante sus tarimas y se preste para su respectivo show, insistimos en organizar la lucha independiente de los trabajadores.

Llamamos a continuar luchando para recuperar el valor del salario y protegerlo de la inflación igualándolo siempre al costo de la canasta básica. Por eso introdujimos un Amparo ante el TSJ para exigir que se aplique el Art. 91 de la Constitución que así lo establece, porque ya en marzo 2019, sólo la canasta alimentaria superaba el millón y medio de bolívares   (Bs 1.555.866,88 según CENDAS), mientras que el salario mínimo (Bs 18.000), ni con aumentos, se aproxima a lo que necesita una familia para comer, sin contar los otros gastos esenciales que forman parte de la canasta básica (servicios, transporte, productos de necesidad, vivienda, educación, etc.), El costo de la canasta básica en marzo 2019 llegó casi a los dos millones y medio (Bs 2.491.159,29 según CENDAS). Si lo llevamos a dólares, que es lo que ya está marcando la economía del país y sirve como referencia internacional, mientras en marzo ganábamos un salario mínimo por debajo de 5 dólares mensuales, el valor equivalente de la canasta alimentaria era de 2,9 dólares diarios y el de la básica de 22,44 dólares diarios para mantener a una familia de 5 miembros.

Para lograr colocar los salarios al nivel de la canasta básica y recuperar la capacidad productiva del país, necesitamos discutir un Plan de Emergencia Económica de los Trabajadores con el fin de enfrentar la crisis en favor del pueblo, en lugar de someternos a sacrificios para que los corruptos sigan desfalcando al país, pagando la deuda externa fraudulenta o entregando la nación a los intereses imperialistas, sean estos norteamericanos, europeos, chinos o rusos.

Es fundamental resistirse a la instrumentación de los instructivos de Ministerio del Trabajo y a las llamadas “tablas salariales del hambre” que vienen imponiendo en las instituciones y empresas del Estado, con vulneración espantosa de las convenciones colectivas y liquidación de beneficios históricos, que han vuelto añicos la Ley Orgánica del Trabajo.

Debemos luchar por la recuperación de las libertades sindicales, el derecho a la organización y la legalización de sindicatos autónomos respecto al gobierno y la patronal, contra la represión a los luchadores sindicales y por la liberación de los trabajadores y sindicalistas presos.

Los trabajadores y trabajadoras tenemos mucho que decir sobre la crisis eléctrica y los apagones, porque son los trabajadores, técnicos y profesionales de la electricidad quienes conocen el Sistema Eléctrico Nacional, por lo que venimos planteando la realización de reuniones y encuentros a nivel regional, por áreas operativas y a escala nacional, para el diagnóstico certero y transparente de la situación del sector y las causas de los apagones recurrentes, y para que se apliquen propuestas alternativas surgidas de la clase trabajadora eléctrica, bajo su control, y no las improvisaciones de la burocracia ineficiente y corrupta o los falsos diagnósticos de Guaidó y sus aliados.

Estas y otras propuestas creemos que deben ser discutidas democráticamente en el seno de la clase trabajadora, camino a la recuperación de la autonomía de clase en la organización y movilización unitaria. Pero además, pensamos firmemente  que la clase trabajadora y los sectores populares también necesitamos nuestra independencia política frente a la burocracia y al capital, por lo que insistimos en el imperativo de construir nuestra propia organización política de clase, un gran partido propio de la clase trabajadora, que luche por un gobierno de los trabajadores y el pueblo y no de los burócratas ni de los patronos.

Para reflexionar y discutir sobre estos planteamientos, haremos un CONVERSATORIO de trabajadores y trabajadoras el martes 30 de abril, desde la perspectiva del mundo del trabajo, como parte de nuestra labor para promover la recomposición autónoma del movimiento sindical, el desarrollo de planes de lucha y de unidad de acción con los sectores clasistas, y por supuesto, la construcción del partido de trabajadores como principal objetivo de lo que nos proponemos ser como Marea Socialista.

MAREA SOCIALISTA / Anticapitalistas en Red

msocialista89@gmail.com

Twitter: @MSoc89

Facebook: Marea Socialista

Whatsapp: 04141233278


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *